Himno revolucionario de puerto rico letra: Himno Revolucionario de Puerto Rico

¿La tierra de Borinquen? o ¿Despierta Borinqueño?

Un día como hoy le hubiese dicho a mis profesores de Universidad: “no puedo ir a clase, tengo un deber patriótico, iré a Lares.” Algunos entenderían, otros intentarían convencerme de que eso no valía la pena. Igual me montaba temprano en el carro y desde Río Grande viajaba hasta la Plaza de la Revolución en Lares.

Recuerdo que fue allí donde por primera vez vi a una multitud cantando lo que llamamos el “Himno Revolucionario”, y yo me preguntaba: “¿y esta letra? De igual manera comprendía que era la misma melodía musical de aquella con la que me crié reconociendo como himno oficial.

Pensé, como todo en la vida, hay una historia detrás. Como suele ocurrir en Puerto Rico, existe muy poca documentación sobre el asunto. Sólo encontré el ensayo El Himno de Puerto Rico: Estudio Crítico de La Borinqueña por Monserrate Deliz, publicado en el 1989. Aquí les va el cuento.

Ubiquémonos en el siglo XIX, allá donde todavía se vivía bajo el régimen español. Época de fiesta, “glamour” y romanticismo, para la aristocracia. En el área oeste de la isla fue donde ocurrieron los hechos que nos llevan al comienzo de esta historia. Resulta que la música o la melodía de nuestro himno fue lo primero en aparecer, pero con otra letra. En aquel entonces el tenor y catalán Felix Astol armonizó, arregló y transformó en una canción una música que llamaban “La Almojábana” que su amigo Francisco “Paco” Ramírez había escrito para su amada. Astol le escribió a la canción los siguientes versos: Bellísima trigueña, imagen del candor… y la llamó “La Borinqueña”. Al parecer refiriéndose a la mujer boricua. Esta rápido comenzó a ser un “hit” que se tocaba en fiestas, clubes y casinos como una trulla o serenata.

Por otro lado y ubicándonos en tiempo y espacio, en este momento histórico Ramón Emeterio Betances luchaba por la independencia de Cuba y Puerto Rico. Este envió el siguiente mensaje a sus compatriotas: “Mándeme pues un himno que haga salir fusiles, fusiles nada más (no pido hombres) de la tierra, que arrastre las piedras y sople fuego sobre los déspotas”.

Los patriotas se reunían constantemente para discutir lo que estaba pasando y para hacer y coordinar trabajo político. En una de muchas reuniones que realizaban los patriotas en la casa de Lola Rodríguez de Tió, llegó como quien no quiere la cosa Antonio Ruiz a querer cantar el nuevo “hit” de “La Borinqueña”. Lola encontró la letra “sosa” para ser llamada “La Borinqueña” (que conste así mismo está documentado). Al parecer eso de Bellísima trigueña… no le pareció acertado. Comenzó entonces a entonar Despierta Borinqueño que han dado la señal… que todos corearon con entusiasmo esa noche junto a ella. Entonces: ¡Boom! Entre patriotas nació el verdadero himno de esta patria.

Pero, ¿qué ocurrió después? ¿porqué ya no se entona este himno como el oficial? La cantautora Lizbeth Román llama en una de sus canciones a este momento histórico “el mareíto del 98”. Según la cantautora, fue cuando llegaron a “salvarnos” los yanquis en el año 1898. En el sentido cultural se formó el “sal pa’ fuera” y de momento había que enseñarle a nuestros niños y demostrarles a los recién llegados nuestra bandera y nuestro himno. En este caso, resulta evidente que no iban a enseñar el “Himno de la Revolución” que había fracasado algunos años antes, donde los patriotas acababan de ser perseguidos, exiliados del país y algunos hasta asesinados. No, ese no era y tampoco Bellísima trigueña.. era adecuada. Ante esta necesidad, la Casa Giusti crea una nueva edición de “La Borinqueña”. Braulio Dueño hizo el nuevo arreglo musical transformando la música en danza puertorriqueña, Manuel Fernández Juncos escribió la letra que hoy cantamos, La tierra de borinquen… Es más, hasta fue traducida al inglés por Francisco Amy para ser enseñada a los niños en ambos idiomas.

Así han pasado los años y es el himno de Fernández Juncos que se sigue enseñando y perpetuando en nuestra conciencia social. Entonces bajo la Ley número 2, aprobada por la legislatura el 2 de julio de 1952, “La Borinqueña” quedó declarada oficialmente como el Himno del Estado Libre Asociado. Ahí lo tienen, nada más con el testigo. Es el himno de la colonia, aquel que nos presenta al mundo como un país sumiso, sin cultura revolucionaria, quizás para así perpetuar nuestra historia colonial.

¿Porqué seguía llegando hasta Lares los 23 de septiembre? Es el día que se respira un aire de revolución, ese aire que nos queda en el alma, desde esa cima donde sucedió el intento por independizar esta isla en el Grito de Lares. Es donde único, con el puño arriba, se canta nuestro verdadero himno vilmente echado a un lado y lo peor… lo permitimos. En este momento, hoy, 23 de septiembre del 2015, solo nos queda recordarlo y revivirlo para que nunca, nunca muera.

¿Cómo recordarlo? Si te lo sabes, cántalo, donde estés. Ya sea desde la cima en Lares, la escuela, tu universidad o tu trabajo. Recordemos y rindamos tributo a los que estuvieron ese día allí. ¿No lo conoces? Gracias al increíble trabajo de Tito Román Rivera con “El Antillano”, documental sobre la vida y obra de Ramón Emeterio Betances, la talentosa cantautora Lizbeth Román la grabó en #bandasonoraelantillano. Cantemos y revivamos porque “aún nos espera ansiosa, ansiosa la libertad.”

 

 

Enlace a Puerto Rico: Himno

Himno

Lola Rodríguez de Tió

La Borinqueña se oyó por primera vez allá para el 1867, según testimonio de Cayetano Coll y Tosté. La duda de la paternidad de la Borinqueña que conocemos hoy ha estado aparente desde sus primeros años. Pero mientras no se encuentre un documento que diga lo contrario el autor es el catalán Félix Astol Artés. También se menciona el nombre del sangermeño Francisco Ramírez Ortiz como autor de la melodía, pero no hay documento oficial que lo señale a él como el autor de la misma. El himno se inició con una letra romántica conocida como la «Bellísima Trigueña». Más tarde la letra de La Borinqueña cambió de nuevo a manos de la poetisa puertorriqueña

Lola Rodríguez de Tió

. La misma siendo de índole subversiva hacia el gobierno español la cual le dio un sentido patrio al himno. Por tal razón se intentó varias veces, sin éxito, declarar La Borinqueña como himno nacional de Puerto Rico.

Un año después que la poetisa Lola Rodríguez de Tió escribió la letra en el 1898, Manuel Fernández Juncos escribe la letra que hoy conocemos. En el 1922, Luis R. Miranda, Director de la Banda del Regimiento de la 65 de Infantería, adaptó la danza para ser usada como marcha oficial del Regimiento.

La danza sufrió múltiples transformaciones en su ritmo y como recreación artística por los compositores de Puerto Rico. Finalmente en el 1952 para proclamarla como himno nacional el gobierno de Puerto Rico, convocó un certamen para escoger la letra y la música del himno. Dicho certamen fue declarado desierto por inadecuado y el arreglo de Luis F. Miranda junto con la letra de Manuel Fernández Juncos se convirtieron oficialmente en el himno de Puerto Rico el 24 de julio de 1952.

En junio de 1977, el Gobernador de Puerto Rico, Lic. Carlos Romero Barceló, firmó la Ley que adopta la letra de Manuel Fernández Juncos como letra oficial del himno de Puerto Rico.

Haga «click» en el triángulo para escuchar el himno oficial.

Interpretación de Cheo Feliciano

La Borinqueña

Letra: Manuel Fernández Juncos
Música: Félix Astol y Artés

La tierra de Borinquen
donde he nacido yo,
es un jardín florido
de mágico primor.

Un cielo siempre nítido
que sirve de dosel
y dan arrullos plácidos
las olas a sus pies.

Cuando a sus playas llegó Colón;
exclamó, lleno de admiración;
¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!

Esta es la linda tierra que busco yo
es Borinquén la hija,
la hija del mar y el sol,
del mar y el sol, del mar y el sol,
del mar y el sol, del mar y el sol.

Haga «click» en el triángulo para escuchar el himno revolucionario.

Interpretación de Danny Rivera

La Borinqueña Revolucionaria 1868

Letra: Lola Rodríguez de Tió
Música: Félix Astol y Artés

¡Despierta, borinqueño que han dado la señal!
¡Despierta de ese sueño que es hora de luchar!
A ese llamar patriótico, no arde tu corazón.
¡Ven! Nos será simpático el ruido del cañón.

Mira, ya el cubano libre será;
le dará el machete su libertad. ..
le dará el machete su libertad.

Ya el tambor guerrero dice en su son,
que es la manigua el sitio, el sitio de la reunión,
de la reunión… de la reunión.

El Grito de Lares se ha de repetir,
y entonces sabremos vencer o morir.
Bellísima Borinquén, a Cuba hay que seguir;
tú tienes bravos hijos que quieren combatir.

Ya por más tiempo impávido no podemos estar,
ya no queremos, tímidos dejarnos subyugar.

Nosotros queremos ser libre ya
y nuestro machete afilado está
y nuestro machete afilado está.

¿Por qué, entonces, nosotros hemos de estar,
tan dormidos y sordos y sordos a esa señal
a esa señal, a esa señal?

No hay que temer, riqueños al ruido del cañón,
que salvar a la patria es deber del corazón.
Ya no queremos déspotas, caiga el tirano ya,
las mujeres indómitas también sabrán luchar.

Nosotros queremos la libertad, y nuestros machetes
nos la darán… y nuestro machete nos la dará.
Vámonos, borinqueños, vámonos ya,
que nos espera ansiosa, ansiosa la libertad.

¡La libertad, la libertad!

Haga «click» en el triángulo para escuchar el himno no oficial.

Interpretación de Antonio Cabán Vale

Verde Luz — Aceptado por muchos como el himno no oficial

Letra y Música: Antonio Cabán Vale (El Topo)

Verde luz de monte y mar
isla virgen del coral,
si me ausento de tus playas primorosas
si me alejo de tus palmas silenciosas,
quiero volver, quiero volver.

A sentir la tibia arena
a dormir en tus riberas,
isla mía, flor cautiva,
para ti quiero tener.

Libre tu cielo sola tu estrella
isla doncella, quiero tener,
verde luz de monte y mar

Para más información sobre Puerto Rico visite www. enlaceapuertorico.com.

Suscribirse a:
Entradas (Atom)

Socialist Front (Puerto Rico)

this article needs more citations to check . Please help improve this article by adding citations to reliable sources. Material not received from the source may be challenged and removed.
Find sources: Puerto Rico Socialist Front — News newspapers books scholar 0011 listen)) is a coalition of far-left and pro-independence political organizations in Puerto Rico. The Socialist Front also includes non-party activists.

The FS was launched on November 4, 1990 at the initiative of the Socialist Workers’ Movement (MST) joins the workshop on political formation and the Labor Party of Puerto Rico — Macheteros. [1] [2] In 2005, the MST officially left the Socialist Front, and the Puerto Rican Revolutionary Workers’ Party and the Political Education Seminar did the same in 2008, but the Front continued its activities. The main representatives of the Front were Rafael Bernabé Rifcol and Jorge Farinacci.

Subsidiary group:

  • Communist Revival — Segment of the old Communist Party of Puerto Rico

FS participates in the São Paulo Forum and the World Social Forum. His supporters in New York are organized into the Working Group on Puerto Rico.

In 2006, leader Jorge Farinacci Garcia died of cancer. [3] prompting condolences from the Party for Socialism and Liberation. [4]

Content

  • 1 Ideology
  • 2 approvals
  • 3 used literature
  • 4 External links

Ideology

Nevertheless, as a coalition positions; he supported the general strikes, [1] supports the presidency of Nicolás Maduro, [ citation needed ] and has previously condemned terrorist attacks, saying: or indiscriminately directed at the life of any person. Conscious of the difference between governments and peoples, we reject all actions that, for the purpose of attacking governments or in protest against certain measures, however unjust, strike defenseless people.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *