Que ver en puerto rico: Los 40 mejores lugares turísticos en Puerto Rico que debes visitar

Qué visitar si viajas a Puerto Rico

De cascadas ocultas a playas recónditas: te descubrimos las diez maravillas más desconocidas de la isla

Conocido por sus hermosas playas y agradables temperaturas durante todo el año, Puerto Rico es sin duda un paraíso para los amantes del sol. Además de sus exuberantes paisajes, su rica historia y su cultura diversa, la isla también cuenta con numerosos tesoros ocultos.

Puerto Rico tiene sólo 100 millas de largo por 35 de ancho, lo que la convierte en la isla más pequeña de las Antillas Mayores. Puerto Rico (en español, «puerto rico») es un archipiélago que incluye la isla principal de Puerto Rico y varias islas: Vieques, Culebra, Mona y numerosos islotes.

El clima es cálido y tropical (es decir, espere un chaparrón por la tarde durante los meses de verano). La temperatura varía entre los 70 y los 80 grados Fahrenheit a lo largo del año. Puede bajar hasta unos 60 grados en la zona montañosa central durante diciembre y enero.

Los indios taínos que habitaban el territorio, llamaban a la isla Boriken o Borinquen que significa: «la gran tierra del valiente y noble Señor» o «tierra de los grandes señores». El 19 de noviembre de 1493 Cristóbal Colón descubrió la isla en su segundo viaje al Nuevo Mundo. En un principio, los recién llegados llamaron a la isla San Juan Bautista, por San Juan Bautista, y a la ciudad Puerto Rico por sus evidentes y excelentes potencialidades. No fue hasta más tarde que se cambiaron los dos nombres. Gracias en parte al entusiasmo del ambicioso Juan Ponce de León, se convirtió rápidamente en el puesto militar más importante de España en el Caribe.

El 10 de diciembre de 1898 se firma el Tratado de París, tratado que pone fin a la guerra hispanoamericana. España renunció a toda reclamación sobre Cuba, cedió Guam y Puerto Rico y sus islotes dependientes a Estados Unidos, y transfirió la soberanía sobre las Filipinas a Estados Unidos por 20.000.000 de dólares. El 2 de marzo de 1917, Estados Unidos concedió a los puertorriqueños la ciudadanía estadounidense por ley.

Si estás pensando en hacer tu próximo viaje, aquí te damos 10 datos curiosos sobre Puerto Rico que hacen de la isla un destino todavía más atractivo para visitar.

El Viejo San Juan, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, celebra 500 años

San Juan, la colorida capital de Puerto Rico, es la segunda ciudad más antigua de América fundada por los europeos. En 2021 se cumplen 500 años de la fundación del Viejo San Juan por parte de los colonos españoles. Hoy, San Juan combina a la perfección antigüedad y modernidad. Las imponentes fortalezas coloniales de El Morro y San Cristóbal (que forman parte del Sitio Histórico Nacional de San Juan) son dos de las mayores fortificaciones construidas por los españoles en el siglo XVI y se asientan armoniosamente junto a vibrantes cafés, galerías contemporáneas y boutiques. Este año, la ciudad también ha dado la bienvenida al Distrito T-Mobile. Este espacio de entretenimiento de última generación ofrece de todo, desde un club nocturno abierto las 24 horas, tirolina urbana y el Coca-Cola Music Hall, hasta una microdestilería y múltiples opciones para comer y beber.

La bahía bioluminiscente más brillante del mundo

Puerto Rico alberga tres de las cinco bahías bioluminiscentes del mundo: la Bahía Bioluminiscente de Fajardo, La Parguera y Bahía Mosquito. Estos singulares ecosistemas se producen cuando la concentración de miles de plancton es lo suficientemente alta como para producir un fenómeno de «brillo en la oscuridad». Para disfrutar de una experiencia sencillamente resplandeciente, los viajeros pueden dirigirse a la bahía más brillante del mundo, la Bahía Mosquito en Vieques, y vivir esta experiencia increíble por la noche en un kayak con fondo transparente.

Hogar de la única selva tropical del sistema forestal de EE.UU., el Bosque Nacional de El Yunque

Situado en el lado este de Puerto Rico, el Bosque Nacional de El Yunque es el único bosque tropical del sistema forestal de EE.UU., con una extensión de 28.000 acres. Cuenta con un ecosistema diverso, repleto de 240 especies de exuberante follaje, abundantes valles, ríos y cascadas. Existen varias rutas de senderismo para explorar la selva tropical y, si hay suerte, encontrar un animal emblemático de la isla, como el loro puertorriqueño, en peligro de extinción, o la rana coquí. Los visitantes también pueden experimentar la selva desde las copas de los árboles, elevándose en la tirolina del bosque.

Una costa caribeña de 270 millas con 300 playas

Con una costa caribeña de 270 millas, Puerto Rico cuenta con una selección de casi 300 playas. Entre las más destacadas se encuentran las costas bordeadas de palmeras de la playa de Flamenco, catalogada como la segunda playa más bonita del mundo por The Discovery Channel, las espectaculares y raras arenas negras magnéticas de la playa de Arena Negra de Vieques, el paraíso de los surfistas durante todo el año en la playa Domes y la cala natural de Mar Chiquita, ¡una de las favoritas de los Instagrammers para hacer fotos!

La mayor red de cuevas del hemisferio occidental

Puerto Rico alberga la mayor red de cuevas del hemisferio occidental: la vasta red de 220 cuevas subterráneas se extiende a lo largo de 268 acres, con otras 800 cuevas aún por explorar. Los espeleólogos pueden disfrutar de más de 16 kilómetros de senderos cartografiados por toda la isla, descubriendo tesoros por el camino, como los petroglifos precolombinos y los grabados en piedra de Cueva Ventana.

Hogar de uno de los bosques tropicales secos costeros más extensos del mundo

El Bosque Seco de Guánica, Reserva Internacional de la Biosfera de las Naciones Unidas, es uno de los bosques costeros secos tropicales más extensos del mundo y es un paraíso para los naturalistas. Es el hogar de cientos de animales, plantas y vida marina en peligro de extinción, incluyendo más de 600 especies de flora y fauna, 48 especies de animales en peligro de extinción y unos impresionantes 130 tipos de aves, como el guabairo, la palometa y el pelícano pardo. Apenas se ve afectada por las lluvias durante todo el año y sus 9000 acres cuentan con 12 senderos para los exploradores.

Islas deshabitadas y su propia «Isla Galápagos»

Aunque a menudo se habla de una sola isla, Puerto Rico es un archipiélago. Sus tres islas principales son Puerto Rico, Culebra y Vieques, que son las únicas islas habitadas. Además, hay docenas de islas y cayos deshabitados, perfectos para una relajante excursión de un día. Despobladas por el hombre, conforman lo que se considera las propias Islas Galápagos de Puerto Rico.

Los mayores productores de ron del mundo y cuna de la piña colada

Puerto Rico, capital de la coctelería en el Caribe y del ron en el mundo, es el lugar de nacimiento de la piña colada y se ha posicionado como el mayor productor de ron a nivel internacional. Alberga la mayor destilería de ron de la Casa Bacardí y produce más de 100.000 litros de ron cada 24 horas, aportando casi el 85 % de la producción total de ron de Bacardí. Además, el 86 % de todo el ron que se vende en Estados Unidos procede de la isla. Con esta historia, no es de extrañar que el cóctel a base de ron, la piña colada, tenga su origen aquí, aunque la identidad de su inventor es dudosa, con historias controvertidas que se remontan a la década de 1960.

Una de las culturas más diversas del Caribe

Puerto Rico ofrece una vibrante mezcla de diversidad cultural, que se refleja en gran medida en el arte, la música y la gastronomía de la isla. Esto se debe a una apasionante fusión de las culturas africana, española y taína. Las habilidades tradicionales se han perfeccionado durante generaciones para que los viajeros puedan ver, probar y aprender. Por ejemplo, la bomba es un estilo de música y baile tradicional afro-puertorriqueño en el que los músicos toman como referencia a los bailarines, y no al revés.

La temporada de vacaciones más larga del mundo

Puerto Rico se enorgullece de tener la temporada de vacaciones más larga del mundo, con múltiples festivales y tradiciones durante los meses de invierno. Para disfrutar de las mejores fiestas de invierno, los viajeros pueden aprovechar la Navidad, que dura 45 días, empezando en noviembre y extendiéndose hasta mediados de enero, así como el Día de Reyes a principios de enero y, por último, Octavitas, donde las celebraciones culminan con el festival más vibrante y colorido de Puerto Rico, las Fiestas de la Calle San Sebastián en el Viejo San Juan.

También te puede interesar:

  • Al sol de Estocolmo: todos los museos que tienes que visitar si vas a la capital de Suecia
  • La Riviera Ligure: cómo disfrutar al máximo de la magia y la belleza mediterránea de este paraíso escondido

¿Qué hacer 7 días en Puerto Rico?

Viajar a Puerto Rico está de moda. Son muchas las parejas que disfrutan del país, especialmente sus playas y gastronomía, durante lunas de miel o escapadas románticas. No obstante, como es lógico, el país ofrece oportunidades para ti o para tu familia y amigos los 365 días del año con independencia del motivo por el que quieras visitar la zona. Llegados a este punto, conoce por qué debes viajar a este impresionante destino y qué ver durante una semana. Toma nota.

💡 Antes de que sigas leyendo, recuerda que con Viajes Carrefour puedes viajar a Puerto Rico:

  • 📘 Vuelos baratos a Puerto Rico: Para que puedan comparar los precios de las diferentes aerolíneas.
  • 📘 Hoteles en Puerto Rico: Increíbles precios en hoteles.
  • 📘 Viaja a Puerto Rico: Conoce este increíble país con estas ofertas.

Espectaculares paisajes, playas de ensueño, ciudades acogedoras, una gastronomía que impresiona y, por supuesto, gente hogareña en todos los rincones de Puerto Rico. Esta es la mejor carta de presentación de un país que, anualmente, recibe más de 4 millones de visitantes que acaban encantados con los atractivos de la isla.

Por ello, conscientes de las ganas que tienes de exprimir al máximo tu visita, te dejamos, a continuación, todo lo que debes hacer durante tu estancia de siete días en el país. ¡No pierdas ni un segundo!

Mapa de Puerto Rico

Día 1: relájate en el paraíso y descansa para lo que te espera

Has llegado cargado de ilusiones en la maleta (además de ropa de playa, de noche y de los visados en regla). Sin embargo, todos los viajes cansan, y más cuando cruzas el Atlántico. Por lo tanto, la primera recomendación es que descanses y te habitúes durante la primera jornada en la isla. Vas a tener que coger fuerzas.

En primer lugar, debes tener en cuenta que la opción más elegida, y de manera lógica, es establecerse en San Juan, su capital (qué ver y hacer en San Juan). Está en el centro del país y, por ende, facilitará todos tus movimientos por la isla. De hecho, será tu entrada al país vía Aeropuerto Internacional de Luis Muñoz Marín, situado a apenas 20 minutos del corazón de la capital puertorriqueña. Podrás coger un taxi hasta el alojamiento. Este no deberá costarte más de 25 euros a lo sumo.

Primer tip: para las primeras jornadas, no alquiles ningún vehículo para recorrer todos los atractivos. Te saldrá más económico caminar o coger los diferentes medios de transporte que recorren los principales puntos turísticos.

Así, el primer día, puedes vivir la vida de la capital de manera muy relajada, siempre contando con planes cercanos al hotel donde te alojes. Cenar o comer fuera, dependiendo de la hora de llegada, ver las primeras tiendas y organizarse en la habitación será, entonces, lo primero que debes hacer.

Día 2: Viejo San Juan

San Juan, Puerto Rico

Llegó el día esperado. Es hora de conocer, patear calles, probar la gastronomía del país… Te recomendamos conocer el Viejo San Juan para que puedas conocer el pasado colonial. De hecho, lo que te va a sorprender es que el núcleo urbano se encuentra completamente rodeado de muros y el océano.

¡Lleva calzado cómodo! Tendrás que recorrer calles empedradas. Contrata un guía (son muy económicos) para que te explique todos los detalles. Irás viendo colores tropicales en los edificios, forjados y establecimientos que te van a sorprender. Come en los sitios más conocidos (¡y prueba la deliciosa mallorca!).

Antes de comenzar el segundo día tendrás que haber visto el castillo Viejo San Juan, que data del 1643 y, por otro lado, el de El Morro, otro castillo desde el que podrás divisar unas vistas espectaculares de la ciudad.

Día 3: el recorrido por el San Juan más natural

Comienza el día con un desayuno típico del país. La jornada va a ser intensa, pero quizá no tanto como la de ayer. Antes de dejar la capital tendrás que ir, ya sí, a sus hermosas playas. Piérdete en ellas, túmbate al sol y báñate en sus aguas. Apunta estas: Playa Peña Beach. Puedes estar toda la jornada o hacer un mix de playa y cultura.

Así, si por la mañana has disfrutado del océano, por la tarde puedes recorrer los museos. El del Arte Puertorriqueño o el Jardín Botánico Hato Rey son los más destacados. ¡Así entenderás muchas de las cosas de la cultura en la isla!

Día 4: toca descubrir el Puerto Rico fascinante

Toca hacer muchas más fotos y de las que, probablemente, enseñes en la oficina y que, además, recuerdes toda la vida. Hoy es el ecuador de tu viaje y debes aprovecharlo bien. ¿Cómo? Visitando las atracciones más emblemáticas. La primera, visitando el telescopio de Arecibo, usado actualmente para el estudio de la astronomía y la atmósfera. Estuvo administrado durante 45 años por la Universidad Cornell, pero ahora y desde el 2011 lo gestiona la Universidad Metropolitana.

Además, la jornada no puede acabar sin una visita a la zona más admirada por muchos: el sistema de cuevas de Camuy. Está considerado como uno de los mayores sistemas que existen en el mundo. Asimismo, las cavernas forman parte de una más que extensa red de cuevas de piedra caliza y agua subterránea. Lo más sorprendente es que fueron descubiertas en el año 1958, aunque se cree que fueron recorridas por los indios taínos. Sin dudarlo, la majestuosidad de estas cuevas te transportará a otra dimensión.

Cuevas de Camoy

Día 5: toca explorar el Yunque

Aquí es cuando vas a salir de tu zona de confort. Disfrutarás de otro día magnífico gracias a la visita al Bosque Nacional de El Yunque. En este caso, deja atrás el transporte público y te recomendamos alquilar un tour con más turistas o recorrer la zona con un coche de alquiler. Esto te lo aconsejamos no solo por la facilidad para recorrer la zona y la independencia que tendrás, sino también por la gran cantidad de establecimientos que te encontrarás en la ruta 3. Sobre todo, panaderías en las que podrás comprobar la riqueza culinaria en forma de postres locales deliciosos.

Llévate una toalla y ropa de baño, porque aquí también hay playa. La más recomendada es la de Luquillo con unas imponentes aguas casi cristalinas, conocida, además, por sus elevadas palmeras que flanquean algunas zonas de la playa. Aquí, hay decenas de guías muy amables que se ganan la vida enseñando cómo es la zona. Podríamos considerar, si vas en familia, que puede ser la jornada en la que más planes juntos podréis hacer con, además, toda la tranquilidad de un lugar idílico y con la mejor flora y fauna.

Bosque Nacional de El Yunque

Día 6: ¡no te apenes, aún queda mucho más!

Sí, es tu sexto día, el penúltimo en el país. No te desmoralices, ya que este día vas a tener toda la versatilidad del mundo. Por ello, te dejamos las mejores propuestas para que puedas elegir esta aventura que tanto deseaste realizar cuando saliste de España.

  • Navegar por el océano. Para ello, acércate a la capital de las embarcaciones del país, Fajardo. Aquí disfrutarás de una jornada navegando por plácidas aguas y con la posibilidad de visitar otras islas que, aunque más pequeñas, no te van a dejar indiferente.
  • Aventura. Si no te gusta el agua, este plan es para ti. Existen decenas de recorridos que están llenos de emoción. Una visita altamente recomendada es el tour que incluye la visita de cañones, cuevas y la realización de actividades «algo peligrosas». No te vamos a engañar: ¡no te va a pasar nada! Pero, eso sí, la adrenalina que vas a soltar va a ser intensa.
  • Buceo. Es uno de los planes que se ha puesto de moda. Bucear entre grandes peces por el océano. Hay empresas especializadas, con recorridos baratos y con la duración que desees, que recorren la vida marina cerca de Isla Verde. Una aventura en la que, además, podrás hacer vídeos y fotos para ser la envidia en el trabajo cuando vuelvas.

Día 7: la última jornada en Puerto Rico

En tu mente, decenas de recuerdos de la isla. Y no es para menos. No has parado de conocer y disfrutar, tanto de día como de noche, una zona que es preciosa. Lo ideal es que este séptimo día te tomes las cosas con calma. Relájate, disfruta y piensa en los preciosos atardeceres desde la playa. Compra en tiendas esos recuerdos que deseas llevarte a casa. Busca los mejores restaurantes del entorno para seguir disfrutando de la gastronomía local.

Recorre de nuevo el Viejo San Juan, por esas calles empinadas y con casas de colores. O, por otro lado, puedes aprovechar y disfrutar de una vuelta en barco para tener la perspectiva final del Viejo San Juan.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *