Poesia de jose de diego: Poemas de Jose de Diego

10 Poemas de José de Diego

LA BORINQUEÑA

¿Qué alma, llorando su infeliz destino
dentro del himno popular se agita,
al ascender la música infinita
en el fondo del aire cristalino?

Vibra en la flauta el prolongado trino,
la tempestad en el tambor palpita,
gime el violín, el clarinete grita
y solloza profundo el bombardino…

Es el acento múltiple, anhelante,
de la perdida caravana errante
que del nativo hogar la suerte implora…

¡Es el alma de un pueblo sin enseña!
¡Es la dulce, la triste «Borinqueña»,
madre ideal que por sus hijos llora!

Autor del poema: José de Diego

88.24%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:

EN LA BRECHA

A un perseguido

¡Ah, desgraciado, si el dolor te abate,
si el cansancio tus miembros entumece!
Haz como el árbol seco: reverdece
y como el germen enterrado: late.

Resurge, alienta, grita, anda, combate,
vibra, ondula, retruena, resplandece…
Haz como el río con la lluvia: ¡crece!
Y como el mar contra la roca: ¡bate!

De la tormenta al iracundo empuje,
no has de balar, como el cordero triste,
sino rugir, como la fiera ruge.

¡Levántate! ¡revuélvete! ¡resiste!
Haz como el toro acorralado: ¡muge!
O como el toro que no muge: ¡¡embiste!!

Autor del poema: José de Diego

87.50%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

A LAURA

Laura mía: ya sé que no lo eres;
mas este amor, que ha sido flor de un día,
se olvida a solas de que no me quieres

y, en medio de mi bárbara agonía,
¡te llama a gritos, con el mismo grito
de aquellos tiempos en que fuiste mía!

Yo necesito hablarte, necesito
saber por qué me arrojas al destierro,
de tu perjuro corazón proscrito,

cuando, feliz en su adorable encierro,
al ideal querido me acercaba,
con fe sublime y voluntad de hierro;

cuando mi voz triunfante te aclamaba
¡y ya mi pobre alma, ánima en pena,
con las alas abiertas te aguardaba!

Yo aun te defiendo, porque tú eres buena
y de tu dulce corazón no pudo brotar
la amarga hiel que me envenena;

de esta espantosa realidad aun dudo
y no sé quien me preparó, cobarde,
por detrás y a traición, el golpe rudo.

Ya es tarde, Laura: por desgracia es tarde;
mas si estás inocente… ¿por qué muda,
si aun la pasión en mis entrañas arde?

Prestárame tu voz su noble ayuda,
cuando al altar de nuestra fe sencilla
cubrió el velo de sombra de una duda…

La luz se impone: la inocencia brilla…
¡tú bien pudiste disipar la sombra,
hija del sal trigueño de Aguadilla!

¡Aun tu silencio criminal me asombra!
¡aun hay un labio, a la traición cerrado,
huérfano de tus besos, que te nombra!

¡Aun me acuerdo del ángel malogrado,
verbo de nuestro amor, como el Dios hijo,
concebido sin mancha ni pecado!

Aun al ángel en sueños me dirijo…
¡larva de luz, que en el sutil capullo
no sintió de la vida el regocijo!

¡Aun me enardece el lánguido murmullo
que repercute el eco, en mi memoria,
de tu primer voluptuoso arrullo!

Tú sabes bien que es dulce nuestra historia
y que este infierno, a que el amor me lanza,
fue cielo un día y comenzó en la gloria.

Mi pobre corazón es siempre el mismo.
¡Ángel guardián, que con temor me augura
la presencia secreta del abismo!

Pero ¿quién, que haya vista tu hermosura
sabe si es luz de sol o de centella
la que en tus ojos de mujer fulgura?…

Agita en ti la muerta remembranza
de aquel momento, del momento triste
en que puse en tus manos mi esperanza,

¡y te verás culpable! Sí, lo fuiste…
No sé par qué presentimiento extraño
yo quise huir… y tú me detuviste.

Recia batalla el día del engaño
libraron el amor y el egoísmo,
que adivinaba mi futuro daña.

¡Cuidado que eres cariñosa y bella!
¡Qué tarde aquella le de aquel gran día!
¡Qué día aquel el de la tarde aquella!

¡Aun vive en mis oídos la armonía
con que la danza comenzó gimiente,
como una niña enferma que sufría,

y en mis ojos tu imagen sonriente,
como un ángel asido por un ala,
del brazo mío y de mi amor pendiente!

Mi dolor es horrible; pero exhala,
como el opio que abate y se sahúma,
su ardiente esencia en vaporosa escala.

Y, esperando que mi alma se consuma,
absorbo, en el recuerdo adormecido,
el tósigo que brilla y que perfuma…

¡Ay, porque va mi corazón herido
muriéndose de frío, poco a poco,
como se muere un pájaro sin nido!

Porque aun te quiero y mi dolor sofoco
en medio de este malestar sublime,
tengo accesos de furia, como un loco,

en que el león enamorado gime…
¡y una venda de sangre, que me ciega,
y una cosa en el pecho, que me oprime!

En la callada y pertinaz refriega,
que pensamiento y corazón sostienen,
triunfa el delirio y la razón se entrega.

Dulces recuerdos a alentarme vienen
de mis benditos lares borinqueños,
que algo del fuego de tus ojos tienen,

y, del incendio que provocan dueños
te hacen surgir: entre las llamas brillas,
vesta inmortal del templo de mis sueños.

¡!y cae el pensamiento de rodillas
vencido, al fin, y en largo desvarío
te jura el pobre corazón que humillas

que, hasta que sienta de la muerte
serás tu mi alimento cotidiano,
pan de azucena del anhelo mío!!

Mas, no por eso me verás, villano,
en aras de este amor que me atormenta
sacrificar mi dignidad en vano.

Yo sé luchar: la juventud me alienta
y tengo, a fuerza de correr los mares,
la frente acostumbrada a la tormenta.

Y si no puedo, en bien de mis pesares
lanzar tu efigie de mi pecho inerte,
como se arroja a un dios de sus altares,

sabe que a los sarcasmos del la suerte,
más débil sigue el corazón latiendo,
pero también la voluntad más fuerte.

No temas verme sucumbir; comprendo
que hay una sima entre los dos abierta,
y ha de estar siempre, ante el abismo horrendo

el centinela del honor alerta:
no temas, pues, que el desdeñado altivo,
limosnero de amor, llame a tu puerta!

Y si te escribo, Laura, si te escribo,
es que no puedo padecer ya tanto
sin dar a mi amargura un lenitivo;

¡es que me ahoga y que me ciega el llanto
y, cual huyen del rayo las gaviotas,
huye del alma tormentosa el canto,

que se revuelca, en abrasadas notas,
con el dolor del águila viuda,
que cae del cielo con las alas rotas! …

No es que mi pena, que mi pena aguda,
como a un sepulcro, a remover el fuego
del amor muerto, a tu piedad acuda,

ni a reclamar el juramento ciego
que, pálida de amor, me hiciste un día
con voz tímida y leve, como un ruego….

¡Es que entona su ultima elegía,
canto de cisne, doble de campana,
esta pasión asesinada mía!

¿Y tú, en tanto, qué piensas?… Si mañana
la luz extinta a resurgir volviera,
siniestra luz que del carbón emana,

¿saldrás indemne y pura de la hoguera?
¡tal vez vuelve la vida a los desiertos
y torna al alma la ilusión primera!

¡Cuidado, Laura! que los sueños muertos
ángeles catalépticos que agitan
sus alas en la sombra, están despiertos

y a los reclamos del amor se irritan…
¡Entiérrame muy hondo y ten cuidado,
que los muertos del alma resucitan!

Pero no podrá ser: miro asombrado
que aquella de una noche breve historia
fue una leyenda de hadas, que ha acabado.

Ficción no más, relámpago de gloria
que encendió en mi un altar y que ha tenido
cuna en tus ojos, tumba en tu memoria.

Echa tú el cuento de hadas al olvido
y no turbe tus goces el desvelo
de éste, que es tuyo, corazón rendido.

Vive tú: muera yo: nunca mi duelo
te asalte en sueños, cual visión extraña…
¡y que Dios te perdone desde el cielo,
como yo te perdono desde España!

Autor del poema: José de Diego

80. 00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

AL GUARAGUAO

Guaraguao, que giras en círculos negros de hondas espirales.
Guaraguao largo y obscuro,
guaraguao largo y obscuro de garras de corvos puñales,
y pico azuloso y duro
de sierra,
guaraguao largo y obscuro de alas imperiales…

¡Guarda en el pecho potente tu instinto de guerra
y el rayo de la ira en tus ojos fatales,
que tú eres lo único que puede curar nuestros males
lo único agresivo y fiero que tiene nuestra pobre tierra!

Asalta y destruye los nidos del monte:
Cubran tus ecos triunfales
las líricas quejas del manso sinsonte
y tus alas de luto las tumbas de los ideales.

Tú sólo eres fuerte
en estos días infaustos del miedo y el oro,
del miedo y el oro tan lívidos como la muerte.

El trino
sonoro
ha muerto en el bosque latino.
Ha muerto la negra bravura en el circo y el foro. ..
El tribuno pide su salario. El loro
su comida en la jaula. Paciente y cansino
no embiste en la lidia, arrastrando su coyunda el toro…

Cada cual busca su yugo y su parva.
El épico gallo, el gallo divino,
pica al insecto saltante del polvo que escarda
y en el corral sólo erige las corneas espuelas,
que es ya su destino
morir, no en la lucha, sino en las cazuelas.

A lo largo de nuestro camino,
como los murciélagos muerden en los árboles muerde a los corazones
muerde la envidia a las almas,
los canes aúllan y están los ratones
royendo las palmas.

Tenía el cordero sangre de leones
y se lo llevaron nuestros batallones…
¿Quién te salva ahora, país en conquista,
de tantos felinos y tantos leones
si queda en el suelo plegado y rendido el pendón del Bautista?
Guaraguao, que llenas de sombra los lindes del cielo,
desciende en tu velo
de hondas espirales
y el pendón levanta y en tu pico aferra,
que tú eres el único que cura nuestros males!

Autor del poema: José de Diego

80. 00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

EL «OJO DE AGUA»

Con los rumores de su eterno coro,
brota la fuente de la peña dura …
¡el «Ojo de Agua» que, en su cuenca oscura,
de un cíclope en prisión derrama el lloro!

en tanto salta el surtidor sonoro
por la ancha verja, que el recinto mura,
tiembla en el fondo de la linfa pura
el pez de rosa con estrellas de oro.

En el misterio y en la sombra oriundo,
¿de qué hondo abismo o ignorada
orlilla surge a la luz el manantial profundo?

¡Raro prodigio! ¡Culta maravilla!
El pan de Dios lo tiene todo el mundo…
¡pero, el agua de Dios sólo Aguadilla!

Autor del poema: José de Diego

75.00%

votos positivos

Votos totales: 68

Comparte:

DE MI VIDA

Prendido lo vi cuando estaba el carpintero
el nido trabajando con su agudo puñal
y era un ronco y constante picotear de acero
en el tronco astillante de la palma real.

Mecientes de las auras el soplo matinal
o en tierra ya las fibras del profundo agujero,
se las iba llevando en ci pico un jilguero
que en la copa tejiera su pequeño nidal.

Mi vida es como el árbol erguido y altanero;
devora sus entrañas un feroz carpintero,
alegra su ramaje un lírico jilguero.

Es el árbol del bien y es el árbol del mal;
el dolor sus reliquias ofrece al ideal
y resuena en la cumbre el cántico triunfal.

Autor del poema: José de Diego

71.43%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

POMARROSAS

En las orillas de los viejos ríos,
que llevan sus corrientes rumorosas
por los bosques recónditos y umbríos,
nacen las pomarrosas
pálidas, escondidas, aromosas,
lejos del sol, como los versos míos….

En el suelo feraz, que el agua inunda,
yérguese el tronco en la raíz profunda,
al son perpetuo del raudal sonoro:
¡y absorbe, en cada poro,
el jugo que le nutre y le fecunda
y el resplandor de sus manzanas de oro!

Como los astros, al tocar su meta,
brillan las pomarrosas reflejadas
en el móvil cristal de la onda inquieta. ..
como las granadas
y como las canciones del poeta,
flotan sobre la tierra coronadas!

¡Oh, fruto, en que la flor se transfigura,
sin dejar de ser flor! ¡Tierna hermosura,
que la fragancia con la miel reparte,
y es perfume y dulzura
y símbolo, en que muestra la natura
la virginal maternidad del arte!

¡Cuán misterioso de la tierra el seno!
La sombra de la muerte se difunde
en el abismo, de amarguras lleno…
¡E1 tártago se hunde
y, en vez de néctar de la vida, infunde
y alza a la flor maléfica el veneno!

Mas, no la pomarrosa, que transmuta
en rica savia y en potencia fuerte
la ponzoña que infiltra la cicuta…
¡Así mi alma convierte,
como el arbusto de la blanca fruta,
la sombra en luz y en navidad la muerte!

¡Amor! ¡Dolor! ¡Corriente combatida!
¡Esperanza inmortal! ¡Anhelo santo!
¡Ondas de mi alma y ondas de mi vida!
¡Fecundidad del llanto!
¡Renacimiento de la fe perdida!
¡Poemas del bien y rosas de mi canto!

¡Bendecid a las áureas pomarrosas,
que en las orillas de los viejos ríos
se elevan escondidas y aromosas!
¡Amad los desvaríos
del alma triste que, en los versos míos,
saca los frutos del abismo en rosas!

Autor del poema: José de Diego

66. 67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

A ESPAÑA

I

A través del Atlántico desierto,
veo tu imagen, que la niebla esfuma,
rígida hundirse entre la blanca espuma,
Cristo yacente en el sepulcro abierto.

¿Has muerto? — Sí. — Como Jesús has muerto,
para surgir con la potencia suma…
¡Bajo la sombra, que a tu cuerpo abruma,
tu espíritu inmortal brilla despierto!

¿Quién celebra en América tu muerte?
¿Quién maldice el altar de tu memoria?
¿Cuál de tus hijos te injurió con saña?

¡Ah, miserable ciego, que no advierte,
como un río de luz sobre la historia,
la mirada de Dios guiando a España!

II

Guíate al bien, al porvenir dichoso,
con la enseñanza del dolor: tu llanto
es un nuevo bautismo, tu quebranto
es redención y tu quietud reposo.

¡Término al sacrificio generoso,
la cruz es una escala al cielo santo,
y el último gemido empieza el canto
de la ascensión, el renacer glorioso!

¡Oh, madre de naciones! Llega el día
de tu imperio feliz: de tu alma oriundos,
cien pueblos glorifican tu destino…

¡Y, centro de la luz y la armonía,
gira hacia ti, como hacia el Sol los mundos,
el Universo de tu Sol latino!

Autor del poema: José de Diego

50. 00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

BANDERA ANTILLANA

La santa bandera de Santo Domingo
tiene una cruz,
una cruz blanca, que parte en cuarteles
la enseña divina de rojo y azul,
y graba en los vientos el «hoc signo vincis»
que vio Constantino en el cielo con letras de luz…

El triángulo de la santa bandera de Cuba
es la herida de lanza que Cristo en la cruz recibió,
la herida es la estrella, el triángulo
la sangre en fulgor,
las listas azules son caminos de gloria
y las blancas caminos de paz y de sol.

La santa bandera de Borínquen tiene
el ojo de Dios,
en el triángulo eterno, que mira
y enciende y azula el espacio de una creación…
y sus listas rojas son caminos de ardientes anhelos
y las blancas caminos de llanto y dolor…

De un daltonismo el misterio simbólico
subvierte el color
y en la lejanía Cuba y Puerto Rico
tienen una sola bandera en las dos…
¡La unidad perpetua del Dos de la vida!
¡La unidad fecunda del Dos del amor!

Y estas dos banderas, que son una sola,
surgieron de otra a la vez,
del lábaro santo de Santo Domingo
partido y entero en la santa Unidad del Tres…
¡Trina y una Bandera de Dios y de Patria!
¡Trina y una Bandera Antillana de Amor y de Fe!

Autor del poema: José de Diego

50. 00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

EL «CANTO DE LAS PIEDRAS»

Hay un sitio en las costas de Aguadilla
al pie de una montaña de granito
y a poco trecho del lugar bendito
en que duermen los muertos de la Villa

un sitio entre las rocas, do se humilla
la onda que bate al duro monolito,
y es perenne el rumor y eterno el grito
que se oye en toda la escarpada orilla.

Cuando, al sordo fragor del oleaje,
allí las tempestades se quebrantan,
vibra más fuerte el cántico salvaje:

el himno de las piedras, que levanta
las que su nombre dieron al paraje…
¡porque en mi pueblo, hasta las piedras cantan!

Autor del poema: José de Diego

50.00%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 10 Poemas de José de Diego

Poemas de José de Diego — Ciudad Seva

Casa digital del escritor Luis López Nieves

Recibe gratis un cuento clásico semanal por correo electrónico


  • Cantos de rebeldía — Prólogo

  • A España

  • A Laura

  • A través del Atlántico desierto. ..

  • A un perseguido

  • A una coqueta

  • Abre la palma sus verdes banderas…

  • Agnus dei

  • Aguadilla

  • ¡Ah, desgraciado, si el dolor te abate…

  • Al guaraguao

  • Aleluyas

  • ¡Allá va la nave!

  • Alma nocturna

  • Amaba las repúblicas pequeñas. ..

  • Amor niño

  • Amor rimado

  • Ante la Historia

  • Antiguas consejas…

  • Anverso y reverso

  • Aquí tienes ¡oh, Patria! lo que no se pierde…

  • Arbor day

  • Arte poética

  • Avatar

  • Bandera

  • Bandera antillana

  • Bandera de flores

  • Caballeros del Norte mirífico y fecundo. ..

  • ¡Caminos desiertos…

  • CANTOS DE REBELDÍA — Libro completo

  • Colgadme al pecho, después que muera…

  • Contrastes

  • Cosas Divinas

  • Cuando el Planeta se abre en pedazos…

  • De la cuna en que la Vida su primer fulgor prolífico…

  • De la fantasía…

  • De mi vida

  • De tu pueblo en los azares

  • Desde la noche en que fue por tu mano

  • Después de cuatro siglos. ..

  • Después del combate

  • Dies irae

  • ¡Dios guarde al ideal!

  • Dios provee

  • Dios y Satán

  • Donde quiera que mires ¡oh Poeta! al azar…

  • El cañón más grande alcanza trece millas…

  • El «canto de las piedras»

  • El César contigo rigió el Calendario. ..

  • El «ojo de agua»

  • El pueblo inerme que sumiso calla…

  • El toque primero…

  • En el pecho clamoroso del profundo bombardino…

  • En la cumbre

  • En las orillas de los viejos ríos…

  • En opuestas direcciones

  • En un cataclismo…

  • En la brecha

  • ¿Esta es la hora de tañer amores. ..

  • Flores moradas me envías

  • Fuerzas irresistibles

  • Gozoso iría al martirio

  • Himno

  • Himno a América

  • Hispánica

  • Huye de aquí la ingenua poesía…

  • Isla

  • Julio

  • La bandera cubana

  • La borinqueña

  • La canción del múcaro

  • La confesión

  • La epopeya del Cordero

  • La santa bandera de Santo Domingo. ..

  • Lanzó el cacique belicoso grito…

  • Laura mía: ya sé que no lo eres…

  • Luzbel

  • Madres aguas

  • Magnis vocibus

  • María de Pacheco

  • Mas no fue en la penumbra del otero…

  • Me enviáis, gran señora…

  • Mundo bilingüe

  • No tengo, don Alonso, tu rígida armadura. ..

  • Octavas de corneta

  • Pabellones

  • Pájaro verde

  • Pan y vino

  • Perseguida en el aire cristalino…

  • ¡Pitirre!

  • ¡Plantad el germen, niños portorriqueños!…

  • Political status

  • Pomarrosas

  • Póstuma

  • Profecías

  • Pueden, sin verse, las palmas

  • ¿Qué alma, llorando su infeliz destino. ..

  • ¿Qué puedo ofrecerte, belleza o encanto?

  • ¡Quién sabe, Blanca María…

  • Rayos de luna

  • Renacimiento

  • Roja y amarilla…

  • Sagrada corriente

  • Sendas

  • Si como tenemos mujeres hermosas

  • Sol eterno

  • Sombra

  • Sombra lejana de un frenesí. ..

  • Sueños y «volantines»

  • ¡Tal vez de aquellas noches tan oscuras…

  • ¿Te acuerdas, Isabel? Es un consuelo

  • Tejas

  • Tenían una cueva los indios quisqueyanos…

  • Trágicamente bella, en pie sobre una roca…

  • Tu insignia es el reflejo de tu historia…

  • ¡Tu luz es la luz de un sueño!

  • Tu nombre

  • Tú serás, hija mía

  • Tus rimas son brillantes y sonoras

  • Ubique mens

  • Última actio

  • Última andanza

  • Última cuerda

  • Un Águila cerníase, de los espacios dueña. ..

  • Un sol de oro detrás de la cumbre…

  • Una leyenda, tu azarosa vida…

  • ¡Vae victis!

  • Viejo estandarte de la tierra mía…

  • Ya ¿quién las glorias del pasado aprecia…

  • Ya viene

  • Yo he besado a una rosa que besó a una bandera cubana

  • Yo te he soñado, hermana

  • Yo traje del fondo del mundo una lira curvada. ..



José de Diego’s birthday in Puerto Rico / April 18, 2022

Date in the current year: April 18, 2022

José de Diego’s birthday (Natalicio de José de Diego) is an important memorial date in Puerto Rico dedicated to famous Puerto Rican poet and political leader. José de Diego was born on April 16, but his birthday is usually celebrated on the third Monday of April.

José de Diego was a Puerto Rican statesman, journalist, poet and lawyer who fought for the independence of Puerto Rico from Spain and the United States. He is often referred to as «the father of the Puerto Rican independence movement. He was born on April 16, 1866 to a Spanish officer and a native of Puerto Rico. After graduating from school, de Diego went to Spain, where he studied law in Barcelona.

During his studies, he began writing for El Progreso, a newspaper founded by Puerto Rican journalist José Julián Acosta. The editors of the newspaper openly criticized the political situation in Puerto Rico, as a result of which de Diego was arrested several times and eventually expelled from the university. He had to return to Puerto Rico, but in the end he finished his studies anyway and received a doctorate in jurisprudence.

De Diego opened his own legal practice in Arecibo and founded the newspaper La República, which became his mouthpiece in the struggle for autonomy for Puerto Rico. After the adoption of a new constitution in 1876, Spain became a centralized state, and many of its regions and colonies (in particular, Catalonia, Galicia, the Basque provinces, Cuba, the Philippines and Puerto Rico) began to advocate the restoration of autonomy.

De Diego founded the Autonomist Party in 1887, whose members were eventually able to convince the governor of the island of Praxedes, Mateo Sagasta, to support the idea of ​​autonomy for Puerto Rico within the Kingdom of Spain. However, de Diego himself was not among them, because he was a republican and believed that Spain should become a federal republic. His ideal was to create an independent Antillean confederation, which would include Puerto Rico, Cuba and the Dominican Republic.

B 189In the 7th year, the Spanish parliament nevertheless granted autonomy to Puerto Rico. Governor Sagasta was chosen as prime minister, and de Diego was given a position in the Department of Justice in recognition of his contribution. However, this period in the history of the island did not last long, because already in 1898, American troops invaded Puerto Rico.

De Diego initially supported the American occupation, but soon realized that the Americans would never consider Puerto Ricans their equal. In 1900, he joined the government formed by the United States, but soon resigned to fight for Puerto Rico’s right to self-government. At 19In 04, he founded the Unionist Party, which dominated the politics of Puerto Rico until 1932 (however, de Diego himself left it in 1917 due to disagreements with fellow party members).

In addition to his political activities, de Diego was known as a poet (he is even called the father of the modern Puerto Rican poetry movement) and as the founder of the Mayaguez campus of the University of Puerto Rico. He died in New York in 1918 from endocarditis and was buried in San Juan.

José de Diego’s birthday is an official holiday in Puerto Rico. In addition, many schools and streets are named after him, as well as a square in his hometown.

remind you of the holiday in the Google




Category

Memorial dates

Country

Puerto-Rico

Tags

Birthday in Puerto-Rico 9000, Feasts of Puerto-RICO Anniversaries , Puerto Rico’s Independence Movement

Categories of Poetics in the Change of Literary Era — Department of the History of Foreign Literature

The aim of the course is to form systematic knowledge in the field of the history of Spanish literature.

Content of lessons:


1. 1. Spanish Literature of the Age of Enlightenment.
1.1.1. Benito Jiménez Feijoo is the greatest thinker of the early Enlightenment in Spain. The first attempts to revive the national literatures of Galicia, Catalonia and the Basque Country. Substantiation of the principles of enlightenment classicism in the Poetics by Ignacio Luzan. Enlightenment prose: «Life» by Diego de Torres-Villaroel, a satirical novel by José de Isla «Fray Gerundio de Campasas».
1.1.2. Philosophical, economic, political and aesthetic views of Gaspar Melchor de Jovellanos; his poetry and «petty-bourgeois drama» «The Honest Criminal». «Moroccan Letters» by José Cadalso. Classicist tragedy by Nicolas Fernandez de Moratin. Classic comedy by Thomas de Iriarte. Leandro Fernandez de Moratin is the greatest comedian of the Spanish Enlightenment. The fusion of Molière’s traditions and the traditions of Spanish national dramaturgy in Moratin’s family comedies. Small dramatic forms: sinetes and zarzuelas; dramaturgy by Ramón de la Cruz. The Rise of the Fable Genre in Spanish Poetry of the 18th Century: Felix Maria de Samaniego and Tomas Iriarte. Seville and Salamanca School of Poetry. Juan Melendez Valdes and his evolution from Enlightenment classicism to sentimentalism.
1.1.3. Revolutionary-patriotic classicism. War for independence. Manuel José Quintana, his heroic-patriotic odes and the poem «Pantheon Escorial». The rise of journalism. Pamphlets by Sebastiano Mignano. Political activities of Martinez de la Rosa.
2. Spanish romanticism.
2.1. The experience of European romanticism and the national identity of romanticism in Spain. «Calderon dispute» 1814-1820 A. Durán’s publication of The General Romancero and his Discourse on the Influence of Modern Criticism on the Decline of the Old Spanish Theatre. Antonio Alcalá Galiano’s preface to The Foundling Moor by the Duke de Rivas is a manifesto of Spanish romanticism. The poetic work of Ángel Saavedra, Duke de Rivas, his novel in verse Moor the Foundling.
.2.2. José de Espronceda — the greatest poet of Spanish romanticism: a romantic interpretation of the legend of Don Juan in the poem «Salamanca Student»; poem «World-Devil».
2.3. Spanish Romantic Drama: Antonio Garcia Gutierrez, Juan Antonio Artsenbuch. The work of José Zorrilla («Songs of the Troubadour», dramaturgy, a peculiar interpretation of the legend of Don Juan in the drama «Don Juan Tenorio». The late poem «Granada».
.2.4. The last major poet of Spanish romanticism Gustavo Adolfo Becker: «Poems» and «Legends» «.
3. Costumbrism and realism.
.3.1. Andalusian Scenes by Serafín Estebanes Calderón and Madrid Scenes by Ramón Mesonero Romanos. Journalism of Mariano José de Larra. The magazines «The Satirical Werewolf of Modernity» and «Innocent Talker».
.3.2. Regionalist prose: Fernand Caballero. Stories by Antonio de Trueva. Novels by José Maria Pereda. Pedro Antonio de Alarcón and his novel «The Three-cornered Hat». Realistic socio-psychological novel by Juan Valera.
3.3. Benito Perez Galdos — the largest prose writer of Spain in the 19th century. Emilia Pardo Basan and her research novels. Leopoldo Alas (Clarin) is a master of short narrative form. The work of Armando Palacio Valdes. The crisis of realism in the novels of Vicente Blasco Ibáñez.

4. Generation of 1898 and modernism.
4.1. «Generation of 1898» — the ideological and cultural movement of the beginning. 20th century
4.1.1. Krausizm and realism: the continuation of tradition and a sharp demarcation.
4.1.2. The concept of intrahistory.
4.1.3. The image of Don Quixote as a national myth.
4.1.4. Philosophy of Spanish history, religious and philosophical searches and the spontaneous generation of existentialist thinking. Philosophy of Ortega y Gasset.
4. 2. Creativity of Miguel de Unamuno.
4.2.1. First essays. The novel «World in Time of War», the doctrine of «intrahistory», the influence of Leo Tolstoy.
4.2.2. The concept of agonism: «The Life of Don Quixote and Sancho», «On the tragic feeling of life among people and nations», «The Agony of Christianity». Anticipation of the literary experience of the existentialists in the artistic work of Unamuno.
4.3. Spanish modernism, its specificity.
4.3.1. The Influence of Ruben Dario on Hispanic Poetry.
4.3.2. Aestheticism, «pure» poetry. The work of Juan Ramon Jimenez.
4.4. Ramon Maria del Valle Inclan. The connection of his aesthetics with modernism.
4.4.1. The personality of Valle-Inclan as a modernist legend.
4.4.2. Aestheticization of reality in the Sonatas.
4.4.3. Works of the Galician cycle («Flower of Holiness», «Shady Garden»). Trilogy about the Carlist war «Crusaders of a Just Cause».
4.4.4. Dramaturgy of Valle-Inclan: folklore consciousness in the «Barbarian Comedies», the specificity of the «esperpento» genre.
4.4.5. The novel «Tyrant Banderas» as a forerunner of modern Latin American prose. An unfinished cycle of novels «Arena of the Iberian Circus», its artistic features, connection with dramaturgy.
4.5. Prose by Pio Baroja. Ideological and adventure novels. Polyphonic Display of Ideas: An Exploration of Anarchism in Scarlet Dawn and Activism in Either Caesar or Nothing. Basque themes in the cycle of marine novels. The cult of «disinterested action» in historical novels.
4.6. Art by Antonio Machado.
4.6.1. Influence of modernism in early collections.
4.6.2. A set of ideas of the «generation of 1898» in the collection «Fields of Castile».
4.6.3. Philosophical problems of the life of the spirit in time in the lyrics of Machado, its connection with the ideas of Bergson, Heidegger, Unamuno and with the artistic world of M. Proust’s novels. Philosophical prose. Recognition of the people as the highest creative force, the position of Machado during the years of the civil war.
4.6.4. The theory of «temporal» and «conceptual» poetry. Generic origin in the poetry of Machado.
5. Poets of the generation of 1927.
5.1. Second Latin American influence: Vicente Huidobro, his concept of creationism, the cult of metaphor. Close attention to the cultarian poetry of Luis de Gongora.
5.1.1 Ultraist group: Gerardo Diego.
5.1.2. «University» poets Jorge Guillen, Pedro Salinas, Damaso Alonso.
5.1.3. Surrealism and its specificity in the Spanish tradition: Vicente Aleixandre, Luis Cernuda, Federico Garcia Lorca, Rafael Alberti.
5.2. The creative path of Federico Garcia Lorca.
5.2.1. The theme of death and fate in early lyrics.
5.2.2. Transmission of the inner meaning of folk poetry in the collection «The Poem of Kant Hondo». Myth-making in the «Gypsy Romancero», the main motives of the collection. The tragic conflict of man with civilization in the collection «A Poet in New York»: a new poetic language, surrealistic technique of verse. Cycle «Sofa Tamarita», the search for a new harmony.
5.2.3. Dramaturgy of Lorca: romantic conflict in the drama «Mariana Pineda»; surreal parable plays “When Five Years Pass” and “Public”. The search for a theater of social action in the dramas «Blood Wedding», «Yerma», «Bernard Alba’s House».
6. Literature during the Civil War.
6.1. Creativity of Rafael Alberti
6.1.1. Romantic transformation of reality in early lyrics; the image of the lost paradise in the collection «On Angels»
6.1.2. Poems of the War Years: Recreation of the Heroic Romance Genre. Alberti’s drama Night of War at the Prado Museum.
6.2. Poetry of Emilio Prados (collection Incomplete Calendar of Loaves and Fishes»: the problem of the poet’s engagement, words and silence).
6.3. Creativity of Miguel Hernandez
6.3.1. Neogongorism and neoconceptism in the collections «The Expert of the Moons», «The Unquenchable Ray». Auto «Who saw you, who sees you and the shadow of who you were.»
6.3.2. Hernandez’s activities during the war, the creation of a topical, operational theater. Paphos of the ancient epic in the collection «The wind of the people». The last collection of «Romanceros and Cancioneros of Partings».

7. Literature of the post-war period.
7. 1. The role of the philosophy of existentialism, the influence of the concepts of Ortega y Gasset and Unamuno on the creative intelligentsia of Spain in the 1940s. Tremendism as an existential concept of reality in the novels of Camilo José Sela. and Carmen Laforet.
7.2. Social novel of the 60s.
7.2.1. Appearance in the 1950s generations without mentors. The influence of Italian neorealism on the novelists of the 1950s The method of «objective witnessing», «flight into reality». Plotless narrative, stylization of documentary prose. Novels by Juan Goytizolo, Ana Maria Matute. The creative path of Miguel Delibes, soil and urban novels.
7.3 Dramaturgy of the 60s-70s.
7.3.1. Alfonso Sastre is an experimental theatre. Anti-militarist drama «Squad Doomed to Death», social dramas. A cycle of dramas about the revolution: the assertion of the personal responsibility of each to all. Historical dramas 1960s
7.3.2. Drama by Antonio Buero Vallejo; social, symbolic-allegorical, historical plays.

8. Literature of the last decades of the twentieth century.
8.1. The crisis of the method of objective storytelling in the early 1960s.
8.1.1. Luis Martinez Santos and his novel «A Time of Silence»; prose by Alfonso Grosso. Complication of the figurative structure of novels, neo-avant-garde tendencies.
8.1.2. Influence of W. Faulkner, D. Buzzati, New Latin American Novel. A cycle of novels about the «Region» by Juan Benet. Experimental prose 1970-80s
8.2. postwar poetry.
8.2.1. «Garcilasist» Poets: Escape from Reality. «Rebellious Poetry»: Damaso Alonso’s «Children of Wrath» collection.
8. 2.2 Blas de Otero and his “path to the majority”. Poets of the late 1950s — «sons of Blas de Otero» (Felix Grande, Jose Batllo, Carlos Sahagun).
8.2.3. «Recent» and «post-recent» Spanish poetry (A. Colinas, J. Talens, L. A. de Cuenca, J. Siles, L. A. de Vilhena, J. Egea, A. Salvador, L. Garcia Montero).
8. 3. Postmodernism in Spanish Literature.
8. 3.1. Later works of K.Kh.Sela and H.Goitisolo. Experiments with language and narrative forms, a strong playful beginning, a fantastic inner world Prose Torrente Ballester, J. Benet, A. Muñoz Molina, J. Marias, J. Marse, A. Grandes.

Topics of reports and abstracts:

Topics of reports and abstracts:
National specifics of the Spanish Enlightenment.
Spanish romantic drama.
Creativity of Gustavo Adolfo Becker.
The creative path of Benito Perez Galdos.
Miguel de Unamuno’s novel The Fog as storytelling with open rafters.
The creative personality of Valle-Inklan.
Symbolism and historicism in the poetry of Antonio Machado
Why did Hemingway admire Pio Baroja?
Poetry schools of the 1927 generation.
Analysis of one of the poetry collections (or dramas) of Federico Garcia Lorca.
The poetic world of Miguel Hernandez.
Tremendism and existential philosophy.
The soil of Miguel Delibes, the «little man» in his novels.
Social novel of the 50s and the poetics of neorealism.
History in the dramaturgy of Antonio Buero Vallejo.
Spanish poetry of recent years.
Spanish prose of recent years.

LITERATURE

Spanish literature of the 10th century:
Pérez Galdos B. Dona Perfecta. Tristan. Mercy.
Juan Valera. Pepita Jimenez.

Spanish Literature of the 20th Century:
M. de Unamuno. Fog.
R.M. de Valle-Inclan. Deceased outfit. Captain’s daughter. A den of greed, lust and death.
F. Garcia Lorca. Selected lyrics. Blood wedding. House of Bernard Alba.
A. Machado. Selected lyrics.
K.H.Sela. Hive.
Goitisolo H. Sorrow in Paradise.

Extra

Spanish aesthetic. Renaissance. Baroque. Education. M., 1977
Terteryan I.A. A mythical person. On the Literature of Spain, Portugal and Latin America. M., 1988.
Terteryan I.A. Modern Spanish novel. M., 1989.
The myth of Don Juan.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *