La cancion de la gallinita ciega: La gallinita ciega. Juegos tradicionales para niños

La gallinita ciega – juegaenlacalle

Saltar al contenido.

 

Organización:

Uno se la queda y se le venda los ojos con un pañuelo. El resto de jugadores se colocan alrededor del que se la queda, formando un corro.

 

Materiales:

  • Una venda para los ojos, que podrá ser un pañuelo.

 

Juego:

  • Se sortea entre los jugadores quien «se la queda» para hacer de gallina ciega.
  • Al que «se la queda» se le vendan los ojos y después los jugadores le preguntan:»Gallinita ciega, ¿qué se te ha perdido?» a lo que «el que se la queda» responde: «Una aguja y un dedal». Entonces el resto de jugadores le responde: «da tres vueltecitas y los encontrarás».
  • El que hace de gallinita ciega da tres vueltas sobre él mismo mientras el resto de jugadores cantan: «Una, dos y tres».
  • Después la gallinita ciega avanza con los brazos extendidos intentando tocar a alguno de los otros jugadores, y cuando lo ha hecho, debe adivinar quién es tocándole el pelo, la cabeza, la cara y las manos. Luego dice el nombre del jugador que cree que es y si acierta, se cambian los puestos y si no acierta, el resto de jugadores le gritan que ha fallado, siguiendo el juego hasta que acierta.

 

Variantes:

  • Una vez vendado el jugador que hace de gallinita ciega, los demás se dan la mano y lo encierran formando un corro, mientras cantan la canción. En un momento dado la gallina ciega grita «¡alto!» y todos se paran y quedan en silencio. La gallina ciega señala con el dedo en una dirección y el jugador señalado entra en el corro e intenta no ser tocado por la gallina ciega. Cuando ésta consigue rozar al jugador que hay dentro del corro, éste queda quieto y la gallina ciega intenta adivinar quién es, para lo que podrá tocarle la cara o hacerle preguntas para reconocer su voz.
  • Esta variante es la gallina ciega de los siete pasos. La gallina ciega queda quieta en el centro del terreno de juego y con los ojos vendados. Los demás se mueven libremente por el terreno y a una voz de la gallina ciega, todos quedan quietos. Entonces la gallina ciega puede dar hasta siete pasos en la dirección que quiera. Si en esos siete pasos consigue tocar a alguien, intentará averiguar quién es.
  • Otra variante es la gallina ciega con cojín. La gallina ciega lleva un cojín en la mano y los demás jugadores estarán sentados en sillas y repartidos por el terreno de juego. El que la lleva avanzará muy despacio hasta que roza o toca a algún jugador. Entonces la gallina ciega apoya el cojín sobre las rodillas del jugador sentado en la silla y se sienta sobre él. A continuación la gallina ciega dice «habla, habla gallinita» y el otro jugador deberá gritar: «¡kikirikiiiii!», cambiando la voz para que no lo reconozcan. La gallina ciega podrá dar también otras órdenes, cambiando el animal («habla, habla gatito», o «habla, habla perrito», o bien «habla, habla trompeta», etc).

 

Imagen/Vídeo explicativo/a:

Me gusta esto:

Me gusta Cargando. ..

Gallina ciega — Wikipedia, la enciclopedia libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Mujeres jugando a la Gallina ciega en 1803.

Para otros usos de este término, véase Gallina ciega (desambiguación).

La gallina ciega (en Argentina, gallito ciego) es un juego infantil en el que un jugador, con los ojos vendados, debe atrapar a alguno de los participantes y, en ciertas variantes, adivinar quién es.

Descripción[editar]

El juego no tiene máximo de jugadores; uno de los jugadores es «la gallina ciega» y los otros tienen que tratar de que no los agarren o los pillen o encuentre, los otros jugadores le tapan los ojos, normalmente con un pañuelo o venda, a un jugador seleccionado.

A partir de ese momento, el jugador nombrado «gallina ciega» intenta atrapar a alguno de los que juegan, guiándose por sus voces. Tocando, por supuesto, pero sin pegar. Cuando alguien es atrapado, ese jugador queda fuera del juego. Cuando estén jugando, para poder ayudar a la gallina a conseguir sus presas, los jugadores normalmente le hablan o le dan pistas de dónde se encuentran (como por ejemplo: cantando o gritándole direcciones como izquierda o derecha).

Para que el jugador llamado gallina no vea se le ata un pañuelo que no sea transparente sobre los ojos.

Suele jugarse en un área espaciosa, libre de obstáculos para evitar que el jugador haciendo el papel de la «gallina» se lastime al tropezarse o golpearse con algo.

El pintor Francisco de Goya inmortalizó este juego en su cuadro del mismo nombre. En la edad moderna, es un juego de salón común entre los adultos de la clase alta europea.

Las reglas del juego de la gallinita ciega.

1. En primer lugar se debe elegir a quien llevará la venda, es decir, el que hará el papel de gallinita ciega y deberá encontrar al resto. Una vez elegido debe ponerse un pañuelo en los ojos, de forma que no pueda ver nada.

2. El resto de los niños se ponen en círculo alrededor de la gallinita ciega, cogidos de las manos. La «gallinita» debe dar tres vueltas sobre sí misma antes de empezar a buscar, para que no sepa dónde está.

3. La tarea de la gallinita consiste en atrapar a alguno de los niños, que pueden moverse pero sin soltarse de las manos. Cuando la gallinita tenga a un niño, tiene que adivinar quien es mediante el tacto. Si acierta, se intercambian los papeles.

Gallinita ciega es el nombre que se le da en Chile y en algunas zonas de España al chotacabras (Caprimulgus sp, Systellura sp y Chordeiles sp) Gallina chota, en Murcia.[1]

Referencias[editar]

  1. ↑ Francisco., Bernis, ([1995]). Diccionario de nombres vernáculos de aves. Gredos. ISBN 8424916913. OCLC 34578203

Enlaces externos[editar]

  • Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Gallina ciega.
  • Información sobre el Cuadro de Goya.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *